Hace unos años que se ha puesto de moda entre los fotógrafos este tipo de arnés para cámaras de fotos. Nos permite llevar con comodidad dos cámaras, poder tener dos lentes distintas a mano, distintos ajustes en cada una, utilizar el flash en una de ellas y en la otra no… poder estar preparados en el momento oportuno.

En vez de comprar uno, tiramos por el camino divertido, hacerlo nosotros mismos.

Empezamos por el diseño. Lo habíamos visto otras veces, y ya teníamos el diseño más o menos claro. Dos cinturones cruzados por la espalda, unas anillas, unas correas y el sistema de sujeción de las cámaras. Le dimos nuestro toque personal reciclando una correa antigua de la cámara y algún detalle decorativo.

Medimos, cortamos, sujetamos, pusimos refuerzos donde hacía falta. El resultado, un arnés diseñado por nosotros, personalizado y a medida.

  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Deja una respuesta