¿Cómo hemos llegado hasta aquí? Os lo voy a contar.

Llevo con mi negocio casi 8 años, un estudio de fotografía en El Viso. Pero desgraciadamente, en 2020 llegó la pandemia a nuestras vidas, y con ella la cancelación de bodas y eventos, el cierre de locales, el teletrabajo y la incertidumbre. ¿Qué vamos a hacer ahora? ¿Cuánto tiempo podremos aguantar a este ritmo? En mi caso fueron unos meses, y en diciembre echamos el cierre a la tienda.

Nos lo imaginábamos desde el principio. Al ser un trabajo especializado en bodas y eventos sociales, nos pilló por completo. Pero por suerte supimos ver una alternativa. No se pueden celebrar eventos, pero la gente necesita seguir trabajando, así que ¿por qué no enfocarnos en ese sector? Comienza el cambio, empezamos a formarnos en marketing y comunicación digital.

Mientras no podíamos trabajar, la formación era una forma de mantener la mente ocupada, y ya de paso de seguir creciendo profesionalmente y de buscar alternativas laborales. Y la publicidad y contenido audiovisual para empresas es algo que nos llamaba bastante la atención.

También por esas fechas, comenzó un nuevo proyecto. Una tarde me encontré una llamada de teléfono, una quedada para vernos y darle forma a una nueva idea. Así, junto a Manolo Marín y Antonio Carlos Escribano nacía Los3Cerditos. Tres personas creativas, cada uno en su especialidad, unidas para crear contenido publicitario creativo y original.

Comenzamos este proyecto paralelo con algunos trabajos publicitarios, entre ellos las campañas de la empresa local WOP! Seguimos con otros proyectos de carácter más documental, como las series de vídeos de la Biblioteca de Pozoblanco, o “La mujer de Pedroche”. Vídeos que han acumulado miles de visitas en redes sociales. Pero no queda ahí la cosa, ya que la próxima idea es saltar al directo, al streaming.

Los3Cerditos era un proyecto paralelo al trabajo individual de cada uno. Yo tenía mi estudio de fotografía, Antonio Carlos (Titín) es músico, y Manolo es gestor sociocultural en La Paralela. Pero a finales de año llegó el momento de cerrar mi estudio. Me quedé sin una actividad principal, y empecé a echarle una mano a mi padre con la parte digital de su negocio, Autos Moyano. Creación de una web con catálogo de vehículos en venta, cuentas en redes sociales, diseño de campañas publicitarias, y fotografía de todos los coches para publicidad online. Esa fue mi primera vía de escape para no estar desocupado tanto tiempo.

Entonces fue cuando pensamos, que esto que estaba haciendo por el negocio de mi padre, sería un servicio que necesitarían muchas otras empresas. Junto con Marina García (mi mujer, todo queda en casa) comenzamos a darle forma a todo este nuevo proyecto al que llamamos La Fábrica Audiovisual. Ella se dedica desde hace años al marketing digital, y mientras yo me formaba en comunicación durante la pandemia, ella lo hacía igual con su trabajo. Y qué mejor forma de arrancar un proyecto publicitario que junto a ella.

Nuestras redes sociales ya están en marcha. Mientras escribo estas líneas me encuentro diseñando esta nueva web, que ya habrás podido ver. Nos faltan por perfilar varias cosas aún, pero conseguiremos que esto salga adelante.

Por supuesto, os invitamos a acompañarnos en esta nueva aventura. Nos vemos en La Fábrica.

  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Deja una respuesta